Ciclismo y el estallido social

El 18 de Diciembre se cumplirán dos meses desde que se inició el estallido social en nuestro país que ha dejado cifras bastantes desalentadoras respecto a violaciones a los DD.HH., represión, detenidos e incluso perdida de visión para manifestantes que participaban de marchas pacíficas.
Puedes revisar el informe de Naciones Unidas publicado haciendo click aquí

Pero ¿nos deja más cifras esta revolución social?

Con un sistema de transporte funcionando intermitentemente, y la dificultad para desplazarse en vehículo por las arterias principales de cada ciudad, el uso de la bicicleta se ha vuelto en nuestra principal herramienta de combate…
¿escribí combate?
Sí, logramos combatir el uso de combustibles fósiles y con esto la emisión de gases que contaminan nuestro preciado aire necesario para oxigenar nuestro organismo.
También nos permite ejercitar nuestro cuerpo y mente, actividad ideal si consideramos que estaremos durante las próximas 8 horas en nuestro lugar de trabajo.
¿ejercitar la mente?
Según la Organización Mundial de la Salud para el año 2020 la ansiedad y depresión será el primer motivo de baja laboral, por lo que la bicicleta se vuelve nuestro mejor aliado para combatir este tipo de enfermedades.

Quizás mientras leen, sienten que movilizarse en bicicleta es peligroso ya que no existe la infraestructura necesaria para hacerlo de manera segura ¿pero recuerdan el titulo del post?
El estallido social ha generado un incremento del 90% en la demanda de bicicletas comparado con el año pasado, también lo han hecho los scooters, skates e E-bikes. Y ante este crecimiento el Ministerio de Transporte esta generando una guía para que los municipios logren delimitar con pintura las arterias donde se consideren necesarias para facilitar la movilidad de los nuevos ciclistas.

¿recuerdan que hablamos de la bicicleta como herramienta?

Si bien cifras y datos demuestran el aumento de ciclistas, también se está usando para manifestarse. En muchas ciudades del país se están realizando constantemente «Ciclo-marchas» que junto con expresar el descontento ante las demandas sociales, muchos están aprovechando estas instancias para por primera vez pedalear más de 20 kms, para compartir y aprender de los otros participantes, ya sea mecánica, conducción, técnica, etc…
Nos estamos conociendo, nos estamos encontrando, nos estamos respetando y nos estamos enamorando de lo que significa el ciclismo como estilo de vida.

¡Sigamos!
Hasta que la dignidad se haga costumbre.

Comments

comments

Deja un comentario